This Year´s Message2017: Las Alas del Padre

2017: Las Alas del Padre


El caloroso abrazo de un pariente es estar en el lugar de su presencia íntima. Es la expresión más intimida y la comunión más profunda entre dos familiares. La imagen retratada en el comienzo de los Evangelios en la Biblia es el Hijo siendo abrazado en el pecho del Padre.

Juan 1:18

Nadie ha visto jamás a Dios; el unigénito Dios, que está en el seno del Padre, Él Lo ha dado a conocer.

¡Qué hermosa imagen entre el Padre y el Hijo! Los versículos precedentes declararon que la Gracia y la Verdad vinieron por medio de Jesucristo. En otras palabras, el abrazo entre el Padre y el Hijo en el pecho del Padre es el origen de Su Gracia hacia el hombre. Es una invitación abierta para incluirte en Su íntima presencia para que también seas abrazado en el pecho del Padre. Es un llamado a formar la familia perfecta - el deseo de toda la humanidad.

Juan 17:6

He manifestado Tu nombre a los hombres que del mundo Me diste; eran Tuyos y Me los diste, y han guardado Tu palabra

Él es Creador para el no-creyente; Él es Jehová, Elohim y Adonai al judío. El hombre común ya había conocido a Dios a través de todos los nombres mencionados en el Antiguo Testamento.

- Entonces, ¿cuál es el nombre que Jesús vino a revelar?

Jesús vino a revelar a un Dios que no juzga y que quiere abrazarte así como abraza a Su Hijo. Por eso, como creyente en Cristo, Él vino a revelarte a Dios como Abba Padre o como en español común - Papá o Papi.

Esta vez, cuando nos acercamos al final de los Evangelios en la Biblia, la hermosa imagen entre el Padre y el Hijo de repente toma un giro drástico. A través del ministerio de Jesús, Él llamaba a Dios como “Mi Padre,” pero en la cruz, cuando todo tu pecado fue impartido a Su cuerpo, Jesús llamó al Padre, “Mi Dios” por primera y única vez:

“Dios Mio, Dios Mio, ¿por qué Me has abandonado?” (Mateo 27:46)

Dios Padre abandonó a Su único Hijo y desató toda maldición sobre Su cuerpo para pagar por completo tu pecado. Él tomó tu lugar en la cruz, para que tomaras Su lugar en el pecho del Padre. Ahora, como el hijo o hija que tanto ama, puede llamarlo Abba Padre y estar bajo Su abrazo 24/7/365.

Juan 17:11-12

“…Padre santo, guárdalos en Tu nombre, el nombre que Me has dado, para que sean uno, así como Nosotros somos uno. Cuando Yo estaba con ellos, los guardaba en Tu nombre, el nombre que Me diste; y los guardé y ninguno se perdió…”

Al conocer a Dios como tu Padre y despertar a Su presencia íntima con el deseo de abrazarte, estarás rodeado de protección sobrenatural, que incluso los ángeles han sido ordenados a guardarte en todos tus caminos.

Durante el ministerio de Jesús, los discípulos fueron protegidos. De los once que confiaban en el Señor, ninguno se perdió. Ninguna ola pudo ahogarlos; ningún fariseo pudo burlarlos o condenarlos, ninguna tentación pudo vencerlos; ninguna enfermedad pudo tocarlos; ningún soldado romano pudo poner sus manos sobre ellos. ¡Eran los Intocables!

Sin embargo, muchos años después de la resurrección de Jesús, según los historiadores, muchos de los apóstoles llegaron a sufrir persecuciones y muertes violentas. El único que vivía continuamente bajo la oración de Jesús fue Juan. Juan vivió una larga vida y tuvo una muerte pacífica. Juan es conocido como el escritor del Evangelio de Juan, donde se registra la oración de Jesús. Además, Juan fue también el escritor de la Primera Epístola de Juan, donde el amor del Padre es claramente retratado. Esto viene a demostrar que Juan vivió su vida con un sentido de ser abrazado por el amor del Padre.

Juan 17:26

Yo les he dado a conocer Tu nombre, y lo daré a conocer, para que el amor con que Me amaste esté en ellos y Yo en ellos

Alinéate con la oración de Jesús y declara el poder de Su nombre, tu que has recibido el Espíritu de Hijo por el cual clamas a Dios - ¡Abba Padre! Cuando declaras el poder de Su nombre para dirigirte a Dios, por fe, el amor por el cual Él ama a Jesús también estará en tu corazón para abrazarte y protegerte de todo mal.

Salmos 36:7

¡Cuán preciosa es, oh Dios, Tu gracia!
Por eso los hijos de los hombres se refugian a la sombra de Tus alas

En el Antiguo Testamento nadie tuvo el privilegio de llamar a Dios, Padre. David, el mejor de ellos en el Antiguo Testamento, sólo llego al nombre de Elohim, que es la palabra original para Dios en el hebreo en este versículo. Observe que David fue sólo un hijo del hombre, pero no de Dios. Siempre fue incertidumbre permanecer bajo la sombra de las alas de Dios.

Pero tú, como un precioso (a) hijo (a) justo (a) de Dios en Cristo, estás bajo la sombra de las alas del Padre continuamente, el lugar de máxima protección. Conócelo a Él como Padre, practica Su presencia íntima, y descubre cuánto ama a Jesús, porque Él lo dio por ti.

Declara: “Dios, tu eres mi Abba Padre. Gracias por amarme como amas a Tu Hijo, Jesús.”


  • Ver el video webcast: MUY PRONTO

Gloria. El diccionario define la gloria como alto renombre ganado por un logro notable.” Es el logro más alto y estado de victoria más grande obtenida a través de la competencia, batalla, u obra. Cuando un creyente en Cristo piensa en la palabra gloria, es inevitable pensar en Jesús, porque Él es la definición misma de la gloria. La gloria que Jesús obtuvo en Su resurrección es una fuerza eterna de justicia que sacudió a todos los rincones del universo. Su resurrección puso en movimiento una victoria que trascendería por toda la eternidad. Era una imposibilidad lograda que desafió todos los pronósticos y todas las leyes universales de la lógica para simplemente dártelo a ti como un regalo de acuerdo a la medida de la justicia de Dios. ¡Su gloria se convirtió en tu gloria!

Honor. Por el contrario, después de que uno obtiene la gloria, el honor es conferido a ti. Una vez más, el diccionario define honor como “alta estima pública; una fuente de crédito o distinción.” El honor es un reconocimiento por la gloria alcanzada.

El honor que Jesús obtuvo de Dios se ve en Su ascensión.

El Entró en el Santuario Celestial para ser nuestro intercesor como nuestro Sumo Sacerdote perfecto. Él estuvo en la presencia del Padre en el Lugar Santísimo una vez por todas. Fue allí donde Él derramó Su perfecta e impecable sangre para sellar tu redención eterna. No hay duda de que fuiste declarado perdonado al momento en que Jesús derramó Su sangre en la cruz y justos en Su resurrección, pero tu redención fue sellada en el Santuario Celestial.

El Padre estaba tan contento con la obra de Su Hijo en el Santuario Terrenal y Celestial, que Jesús recibió el honor más alto del cielo.

Miremos:

Él fue ungido con el aceite para ser Rey de Reyes y Señor de Señores. [Hebreos 1: 9] A medida que el aceite caía por el rostro de Jesús, la unción del Espíritu Santo caía a la tierra, llenando sus discípulos en el aposento alto en Hechos 1. (Vea el artículo Empoderado por la Gracia).

Luego Jesús fue coronado con la corona de gloria [Hebreos 2: 9], que no es sólo una corona en la cabeza, pero una aurora que rodea Su personaje. (Vea el artículo Corona de Gloria y la Diadema Real).

Además, Jesús también recibió el cetro de la justicia [Hebreos 1: 8]. En la cruz Jesús despojó a Satanás de todo principado y potestad, y ahora con toda la autoridad del cielo, Él lo hecho legalmente fuera del cielo para que nunca jamás fuera capaz de para traer acusación contra ti en la presencia de Dios.

Cumpliendo los requisitos para la reclamación, Jesús tomó el rollo escrito y rompió los siete sellos que y le liberarte de cualquier acusación por escrito presentado en tu contra lo que requería que la muerte llegara sobre ti. El cumplió con los requisitos de la reclamación porque Él tomó sobre sí la muerte y rompió su poder en Su resurrección. Cada sello roto significa que tu libertad de tus pérdidas y restituido por su Pariente Redentor.

Finalmente, Jesús se sentó a la diestra del Padre y en la actualidad a la espera hasta que todos Sus enemigos estén puestos debajo de Sus pies. Es mi suposición de que este fue el momento que Él recibió Su herencia. Su herencia fue el Pacto de Paz por el que todas las promesas que Dios haya hecho a alguien se hicieron Suyas.

Salmos 84:11

El Señor es sol y escudo; Dios nos concede favor y honor. El Señor brinda generosamente su bondad a los que se conducen sin tacha.

Está claro que este favor y honor sólo es concedido a los que andan sin tacha. La buena noticia es que Jesús es el único hombre ando intachable y recibió favor y honor. Ahora, Él te lo ha concedido a ti simplemente como un regalo. Debido a queestás en Él, es lo que la Biblia llama coheredero. En otras palabras, tú compartes en todo el favor y honor que El obtuvo. Es tu herencia.

Por la fe, Jesús fue a la cruz, sufrió para que no tuvieras que sufrir, murió para que no tuvieras que probar la muerte, venció el pecado para que nunca tuvieras que luchar esa batalla, venció a Satanás para que nunca tuvieras que luchar con él, y recibió una herencia para compartirla contigo para que nunca tuvieras que usar tu fe para obtener esa herencia.

Tu parte es recibirlo como un regalo - recibir el don de la justificación por la fe en Jesús el Cristo. Tu estás ungido, coronado, y se te ha dado toda autoridad, y estas sentado a la diestra del Padre como la justicia de Dios en Cristo.

Isaías 61:7

En vez de su vergüenza tendrán doble porción, y en vez de humillación ellos gritarán de júbilo por su herencia. Por tanto poseerán el doble en su tierra, y tendrán alegría eterna.

Esto formará una nueva base para tu fe que va a transformar todas las situaciones que te enfrentes por el resto de tu vida! Sea cual sea tu vergüenza, sepa que Jesucristo te concede doble honor. Si tú has sido perseguido y avergonzado por seguir a Jesús, tú recibirás una porción doble de restauración en cada área de tu vida. Descansa en ser la justicia de Dios en Cristo, y veras Su Honor Concedido.
 

Meet Joyner & Ruth

Meet Joyner & RuthJoyner Briceño is a teacher of the Gospel of Grace of Jesus Christ in the United States and the world. He has been commissioned by God to bring back Jesus to the Church through the same radical Grace message that Paul preached in his day.

As an adolescent, Joyner received Jesus into his heart. With the intentions of seeking relationship with God, he became extremely zealous but not according to knowledge, thus becoming a modern day Pharisee. He believed that the way of obtaining Grace came through his performance and obedience to God.

Read more...

This Year's Message

This Month´s MessageLet Grace take root in your life as you increase in the knowledge of our Lord Jesus Christ and His perfect work at the cross.

Read more...

Speaking Engagement

Speaking EngagementThrough our website, you will know the locations, dates and times of our events and conferences around the United States and the world.

Read more...

Testimonies

Testimonies Let God edify you through these wonderful testimonies of people that have been impacted radically through the Gospel of Grace.

Read more...

Grace Partners

Grace Partners Ruth and I have a heart desire to see the lives of others impacted and transformed radically just as it has impacted yours.

Read more...